Una Niña, Un Tambor, Un Sueño

Una Niña, Un Tambor, Un Sueño

$8,000Precio

Las chicas no pueden ser bateristas. Hace mucho tiempo, en una isla llena de música, nadie cuestionó esa regla, hasta que la chica del tambor soñó: En su ciudad de tambores, soñaba con golpear congas altas y tocar pequeños bongós. Tenía que guardar silencio, tenía que practicar en secreto. Pero cuando por fin se escuchó la música brillante de sus sueños, todos cantaron y bailaron y decidieron que tanto las niñas como los niños deberían ser libres para tocar y soñar. Inspirada en la infancia de Millo Castro Zaldarriaga, una niña chino-africana-cubana que rompió el tabú tradicional de Cuba contra las percusionistas.